Gobierno Abierto en Costa Rica: oportunidades a partir del decreto

El pasado martes 5 de mayo, el Presidente de la República de Costa Rica firmó el decreto de Fomento del Gobierno Abierto en la Administración Pública. Este es un paso de enorme trascendencia para el impulso al Gobierno Abierto por varias razones:

1.- A partir de ahora el Poder Ejecutivo (Ministerios y sus dependencias), aunque se invita a participar al resto del Estado, tendrán la guía y apoyo de la Comisión Nacional de Gobierno Abierto (CNGA) que facilitará la implementación de los principios de esta iniciativa en esas entidades, proponiendo políticas, normas, y fomentando la cultura y educación en los principios del gobierno abierto, entre varias funciones. 2.- La CNGA, contempla dos espacios para la sociedad civil, más otros que serán incluidos en las subcomisiones que se creen, confirmando la vocación colaborativa del gobierno abierto. Cabe resaltar que el decreto mismo nace de un largo proceso de negociación entre autoridades y representantes de algunas organizaciones. 3.- El hecho de que esta comisión se geste adscrita al Ministerio de la Presidencia, confirma el compromiso que tiene esta administración con el gobierno abierto, tal y como lo ha manifestado don Luis Guillermo Solís en varias oportunidades, incluido su informe del pasado Primero de Mayo, en el que señaló, como Tercer Pilar de su gobierno “…un gobierno abierto, transparente, eficiente, en lucha frontal contra la corrupción”, así como expresó que “el reconocimiento de la ciudadanía como un interlocutor válido en los asuntos de Gobierno, marca la transformación hacia un nuevo entendimiento democrático que no coopta, sino que incorpora la voz de la gente.

Presidente Luis Guillermo Solís en su participación en el Encuentro Regional de la Alianza para el Gobierno Abierto 2014
Presidente Luis Guillermo Solís en su participación en el Encuentro Regional de la Alianza para el Gobierno Abierto 2014

Si bien en política las declaraciones de principios son sólo el primer paso, con este decreto la ciudadanía recibe una oportunidad: la de aportar, en este nuevo diálogo político que es el gobierno abierto, los esfuerzos necesarios para que los cambios que deseamos sean una realidad. No podemos permanecer más en el asiento del pasajero, desde el palco de la delegación de responsabilidades por medio del voto.

Los ciudadanos y ciudadanas tenemos un nuevo rol que jugar en el país que queremos. Debemos asumir responsabilidades, entre ellas exigir pero también crear soluciones que incrementen la transparencia por medio del acceso a la información pública; no sólo la que se obtiene como resultado de una petición hecha, sino persiguiendo que haya un flujo continuo, accesible y completo de información total sobre la gestión pública.

Debemos aprender a usar esa información y sacarle mayor provecho, para que se determine una política de datos abiertos, que más que una simple decisión del Estado, sea una condición esencial para el desarrollo de mejoras en nuestra calidad de vida y hasta fuente de emprendimientos a partir de los datos como insumo. La visiones que tenemos sobre el país deben manifestarse en voces que busquen concretarse en compromisos reales y serios, como los que deberá asumir el gobierno en el próximo plan de acción de la Alianza para el Gobierno Abierto.

¿Está la ciudadanía lista para esto?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s