¿Cómo es participar en una expedición de datos?

En Noviembre del 2014,  se llevó a cabo el Encuentro Regional de las Américas de la Alianza para el Gobierno Abierto en San José, en el cual se abrió el espacio para la primera Expedición de Datos de Costa Rica. Varios curiosos acudimos motivados por un par de noticias, pero principalmente por el movimiento que tuvo en ciertos círculos de redes sociales, y llegamos a la esquina asignada para este programa, al final de la Antigua Aduana.

Lo primero que hicimos después de presentarnos fue formar grupos de cuatro a cinco personas. Hubo quienes ya llegaron con un equipo formado, pero algunas otras nos unimos a desconocidos que asistieron igual de despistados en esta actividad. Se nos recomendó que fueran multidisciplinarios, es decir, que dentro del conjunto hubiese informáticos, periodistas, diseñadores, etc. Esto no significa que un politólogo, maestra, estudiante o cajero no pueda ser parte del evento; todo lo contrario: la participación del ciudadano es de las más valiosas que tiene este evento.

Ya con los grupos formados, empezó una experiencia que solo puedo definir como “autoconocimiento guiado”, pues trabajamos a partir de un set de datos que ninguno de nosotros conocía, y el objetivo era realizar una presentación con base en esa información. Las siguientes horas se dedicaron a amasar datos por cada uno de los equipos, guiados personalmente por los diferentes miembros de la Escuela de Datos, para lograr comprender los ejes en los que se centraban cientos de registros de ese documento.

Después vino la parte más curiosa. Una lluvia de ideas, con los términos y conceptos que cada equipo consideraba de mayor importancia, para concentrarlos en una idea central que quisiéramos como grupo presentar ante una audiencia. Contar el cuento en unos cuantos párrafos suena poco, pero esta labor nos tomó un día completo. Al día siguiente empezamos a trabajar en maneras de contar una historia con esos datos que habíamos encontrado, siempre con la asesoría de los “fellows” y de los invitados de la Alianza para el Gobierno Abierto (OGP), que dieron un significado más profundo a los números que encontramos.

Finalmente, los diferentes grupos presentamos ante un jurado nuestro resultado, con gráficos, infogramas, presentaciones de power point, carteles y cualquier recurso que consideráramos importante para contar nuestra historia.

¿Por qué digo que es una experiencia de “autoconocimiento guiado”? Porque se recibió un apoyo técnico, tanto de manejo de herramientas, como de conceptos; pero el descubrimiento de la historia, las palabras claves, la lluvia de ideas, vino por parte de los miembros de los grupos, con cada una de las ideas que se pueda tener como individuo y al montarlo en un colectivo, sin instrucciones de nadie, solo la inspiración que brindaban esos números.

Natalia Avilés Fioravanti @navifiora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s