Gobierno Abierto no es un campeonato

SummitLogo1

A raíz de la convocatoria que hiciera la Coordinación de la Sociedad Civil de la Alianza para el Gobierno Abierto, en el marco del Encuentro Global, para que organizaciones de todo el mundo pudieran postular para un premio a personas que desde los gobiernos estén asumiendo un rol de aliadas en los procesos de cada país, hemos sostenido en los últimos días interesantes conversaciones con gente de diversos sectores que nos han hecho reflexionar mucho sobre lo que significa la colaboración y esta nueva construcción que llamamos gobierno abierto.

Muchas de las cosas que hemos discutido, tienen origen en un problema asociado al idioma: el significado de la palabra “champion”. Valga decir como paréntesis que el problema de la barrera idiomática no se limita solo a esto para quienes de alguna manera nos relacionamos con la Alianza para el Gobierno Abierto, sino que abarca literatura y muchas otras áreas de la comunicación y conocimiento. Pero en el tema específico que nos ocupa, pareciera ser que se tiende a confundir el hecho de que alguien se considere un líder de procesos, proyectos o acciones específicas (que es a lo que alude ese vocablo en inglés en este contexto), con el considerar que un gobierno es un campeón, tal y como lo entendemos en español; es decir, que ya ha alcanzado todas las metas y que va a la vanguardia de los demás.

Tal y como se nos planteó, el espíritu del premio en referencia, es el de reconocer a los primeros: personas, programas o departamentos de gobierno que abracen los conceptos de co-creación junto a sociedad civil en acciones, fases, proyectos o temas que dentro del amplio espectro de “gobierno abierto”, se orienten a obtener avances en el proceso continuo que esto significa. Y fue en ese contexto que nuestra organización decidió postular a dos funcionarias del Viceministerio de Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano de Costa Rica: la viceministra Ana Gabriel Zúñiga y su asesora, Francela Valerín.

Las razones para esta nominación  se dejaron claras en la misma: refieren al apoyo y el respeto que estas funcionarias han manifestado y concretado en espacios para que la participación de la ciudadanía en la co-creación del segundo plan nacional de acción de gobierno abierto a través de  las propuestas de compromisos de la iniciativa Yo soy gobierno abierto, fueran valoradas y evaluadas en igualdad de condiciones que las provenientes de gobierno. Esto podría parecer algo irrelevante, pero en el contexto de la elaboración de planes de acción a nivel latinoamericano, es digno de resaltar. Y tampoco ha sido un proceso “color de rosa”: ha habido y hay divergencias de criterios y posiciones qué defender desde todos los grupos inmersos en el proceso, así es y será siempre.

El gobierno de Costa Rica está lejos de ser un “campeón” de gobierno abierto. Tenemos más retos que logros para exhibir. Tenemos grandes desafíos, uno de ellos y en el cual aún mantenemos posiciones no del todo coincidentes, es el hecho de que nuestro país no cuenta con una ley de acceso a la información a pesar de que en el primer plan de acción se adquirió el compromiso de presentar un proyecto para tal fin. Ese proyecto se presentó y se encuentra en la Asamblea Legislativa y debe ser discutido a fondo. Este es un compromiso que no podemos repetir y entrar en la eterna proposición de proyectos, debemos discutir eso sí, que cumpla con los parámetros y principios internacionales. Costa Rica y Argentina son los únicos dos países de la Alianza para el Gobierno Abierto que  no cuentan con ley de acceso y eso nos pone en deuda. Este y otros temas que se han analizado en el seno de la Comisión Nacional de Gobierno Abierto han desatado iguales debates.

Pero en ese contexto de construcción y camino por andar, es necesario identificar y reconocer a las personas, organizaciones, colectivos e instituciones que tienen la disposición y la decisión de asumir liderazgos que contribuyan a avanzar.  Las diferencias que podamos tener entre gobiernos, organizaciones, sector privado y academia deben convertirse en oportunidades para crecer y aprender a establecer nuevas formas de diálogo.

Ese es el espíritu de esta nominación que sostenemos y compartimos. Queremos reconocer líderes, no campeones, porque el camino hacia el gobierno abierto no es un campeonato.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s