¿Qué son los Objetivos de Desarrollo Sostenible?

El proceso de creación del Tercer Plan de Acción de Gobierno Abierto de la Alianza para el Gobierno Abierto será sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, por eso es de vital importancia conocerlos.

Fueron acordados el 25 de setiembre de 2015, en el marco de Asamblea General número 70 de las Naciones Unidas. También se les llama Agenda Post 2015, pues es la continuación de Objetivos de Desarrollo del Milenio (2000-2015), y es el fruto de lo acordado en 2012 en Río+20, la Conferencia sobre el Desarrollo Sostenible.

Estos 17 objetivos busca instar a todos los países, sin importar su nivel de ingreso, a adoptar medidas para promover la prosperidad al tiempo que protegen el planeta. Es decir, se reconoce que las iniciativas para poner fin a la pobreza deben ir de la mano de estrategias que favorezcan el crecimiento económico y aborden una serie de necesidades sociales, entre las que cabe señalar la educación, la salud, la protección social y las oportunidades de empleo, a la vez que luchan contra el cambio climático y promueven la protección del medio ambiente, como el mismo sitio lo señala.

ODS

Cada uno de estos objetivos tiene metas específicas que ayudan a orientar el tipo de acciones que pueden llevarse a cabo, por ejemplo, en el Objetivo 5: Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas.

Ser parte de la Alianza para el Gobierno Abierto, implica como requisito para su permanencia, trabajar con la sociedad civil para desarrollar un plan de acción, proceso para el cual se han publicado  nuevos estándares de participación y cocreación.

La Comisión Nacional por un Gobierno Abierto,  foro multisectorial de consulta permanente, acordó, en aras de definir qué es realmente factible en los próximos dos años, buscando un plan de pocos compromisos que permita un mejor seguimiento y ejecución,  y los compromisos que el país ya ha asumido, priorizar 5 de los 17 objetivos.

ODS priorizados

Actualmente está abierta la invitación para participar de este proceso. Esta invitación se extiende a todos los sectores interesados en los temas que se abordarán, principalmente a organizaciones de sociedad civil cuyos objetivos se enmarquen en esos ejes, así como a todas las personas que deseen vincularse a este proceso. El único requisito es tener disponibilidad para asistir a todas las fechas previstas e inscribirse en este formulario.

Política de Datos Abiertos a consulta

Uno de los 18 compromisos que forman el segundo Plan de Acción de Gobierno Abierto de Costa Rica es la Política de Apertura de Datos, cuyo objetivo es “Establecer las bases técnicas y normativas que permitan la apertura de datos, considerando: frecuencia de publicación, neutralidad tecnológica, interoperabilidad de los datos, y estrategias de comunicación con los distintos actores sociales, para establecer los formatos y contenidos mínimos, que aseguren el acceso y comprensión de la información brindada al usuario.”

El decreto que crea esa política fue trabajado de una manera muy colaborativa. Iniciamos con una mesas de diálogo, apoyadas por especialistas de OEA, en las que academia, sociedad civil, empresa y gobierno conversamos sobre los aspectos más importantes que debía contemplar.

Además se contó con el apoyo de la Fundación Trust para las Américas para recibir una consultoría con la especialista argentina Dra. Silvana Fumega, quien se reunió con actores claves, revisó el trabajo hecho e hizo aportes muy importantes.

La consolidación de estos insumos correspondió a un grupo de trabajo que presentó una propuesta final a la Comisión Nacional por un Gobierno Abierto, la que luego de ser aprobada, es puesta en consulta a la ciudadanía.

Los principales aspectos de este decreto son:

  • Busca establecer lineamientos técnicos para la publicación de datos abiertos, a la vez que detalla estrategias para asegurar la creación colaborativa y sentar las bases para que la publicación de datos sea una actividad ordinaria y permanente de la Administración Pública.
  • Incorpora principios como la no discriminación en el acceso, y la interoperabilidad de los conjuntos de datos.
  • Establece una estructura de gobernanza conformada por Comisión Nacional de Datos Abiertos, una Unidad Ejecutora de la Política Nacional de Apertura de Datos Públicos y el Grupo de Enlaces Institucionales para la Apertura de Datos Públicos, para asegurar, además de la permanente co-creación, mejores elementos para una sostenibilidad política de la publicación de datos.
  • Establece un esquema de trabajo por medio de Planes de Acción que cada institución deberá formular y ejecutar, para avanzar en la publicación de datos abiertos.
  • Detalla los requerimientos mínimos para un proceso de apertura de datos, de forma que siendo integral, asegure mayores posibilidades de éxito en la utilización de los datos, y no se quede en la mera publicación de datos construidos a espaldas de las personas usuarias de ellos.
  • Reafirma la necesaria protección de la privacidad de aquellos datos que la requieran, y la sujeción a licencias abiertas de uso para esos datos.
  • Reconoce la conveniencia de una aplicación progresiva pues el ecosistema de datos abiertos entiende que estas iniciativas tienen esas dinámica de crecimiento.
  • Enlista una serie de datos mínimos que deben de ser publicados proactivamente por las instituciones obligadas, en un plazo de noventa días.

Estará abierto a comentarios hasta el día 7 de marzo de 2017 en este enlace.

Panorama del Estado Abierto en Costa Rica

El día 25 de noviembre de 2015, los presidentes de los cuatro Poderes de las República de Costa Rica firmaron una declaración en la que se comprometieron con la construcción de un Estado Abierto.

A casi un año de ese hecho, ¿dónde se encuentra cada uno?

1.- Poder Judicial

Trabaja el eje de Participación Ciudadana por medio de la Política de Participación Ciudadana, aprobada en julio de 2015 (guía), cuya divulgación es un compromiso del Segundo Plan de Acción de Gobierno Abierto.

Actualmente se encuentra además avanzando además en dos proyectos concretos:

  • Plan piloto para un proceso integral de publicación de datos: como seguimiento al Plan de Acción y con el apoyo de la Fundación Trust de las Américas, bajo la guía de Abriendo Datos Costa Rica.
  • Política Institucional de Justicia Abierta: con el apoyo de CEPAL.

2.- Asamblea Legislativa

Como resultado de la aplicación del Índice de Transparencia Legislativa, el Directorio de la Asamblea decidió dar su apoyo al proceso para ser un Parlamento Abierto, para lo que se conformó un grupo de trabajo con cinco organizaciones y colectivos (IPLEX, ACCESA, Ojo al Voto, Costa Rica Íntegra y Abriendo Datos Costa Rica), llamado Alianza por una Asamblea Abierta.

Para ese objetivo, se acordó un primer plan de acciones,que incluyó eventos de capacitación, un protocolo de acceso a la información, la publicación de algunos conjuntos de datos en el portal legislativo, un seminario internacional sobre Parlamento Abierto y mejoras a canales de participación existentes.

Actualmente el proceso de ejecución del segundo plan de acciones ha tenido demoras que se ha informado se atribuyen al cambio de dirección en la Comisión Legislativa de Parlamento Abierto. Esta comisión con participación de diputados, funcionarios y ciudadanía, venía reuniéndose semanalmente en la Asamblea Legislativa y hace más de dos meses no se convoca. Estamos atentos a la nueva dirección y confiamos en que el camino de la construcción conjunta del Parlamento Abierto continúe, pero de momento está paralizado el avance.

3.- Tribunal Supremo de Elecciones

Este poder de la República ha tenido una participación destacada en el compromiso del Plan de Acción número 13. Procesos de formación y divulgación de los derechos ciudadanos en el marco de Gobierno Abierto, aportando materiales para las capacitaciones.

Existe una Secretaría Técnica de Gobierno Abierto, con la que hemos conversado y vemos buenas intenciones aunque no conocemos de planes de acción concretos.

4- Poder Ejecutivo (y avance del Segundo Plan de Acción)

El segundo plan de acción fue formulado por la Comisión Nacional por un Gobierno Abierto, tomando como insumos los producidos por la ciudadanía con la facilitación de la iniciativa Yo Soy Gobierno Abierto (de la que fue parte Abriendo Datos Costa Rica) y lo creado por los Puntos de Contacto (Red de Reformadores) del Gobierno. El Plan fue luego incorporado dentro de la Política Pública oficial por medio de la Estrategia Nacional de Gobierno Abierto, que es parte del Plan Nacional de Desarrollo.

En las sesiones de la Comisión Nacional por un Gobierno Abierto, (aquí las actas), se han conocido informes de avance de compromisos y se han dado algunas discusiones muy valiosas como la que se dio sobre los proyectos de ley de acceso a la información pública.

Hacia el futuro

participacion

Nuestra prioridad desde la perspectiva de la participación es ampliar la base de organizaciones y personas involucradas en el tema, de cara al tercer plan de acción.

Un gran reto es la sostenibilidad del gobierno abierto.Hasta el momento ninguno de los candidatos posibles a suceder al actual gobierno ha mencionado siquiera el tema del gobierno abierto.

Desde sociedad civil, a pesar de que el interés ha sido creciente, continuamos sin haber podido generar una articulación propia que nos reúna y se constituya en un foro de toma de decisiones. Posiblemente incide el hecho de que todas estas acciones suelen hacerse con tiempo y recursos voluntarios, lo cual es otro reto también de sostenibilidad.

Nuestro mayor interés es elevar el nivel de calidad de la co-creación y co-ejecución del Plan de Acción. Para ello requerimos incrementar los espacios (dentro y fuera de la Comisión Nacional por un Gobierno Abierto) de colaboración y no de mera validación o información.

 

 

En estos momentos, el compromiso con el gobierno abierto debe ser más fuerte que nunca

Fortalecer la transparencia, la participación y la estrecha relación de colaboración con ciudadanía en la construcción de políticas públicas resulta ahora más importante que nunca, para enfrentar el desánimo con la democracia o la tendencia a tomar posturas extremistas por desesperación o por desconfianza en las estructuras políticas existentes.

hope

En la próxima Cumbre Global de la Alianza para el Gobierno Abierto, a celebrarse en París Francia el próximo 7 al  9 de diciembre, se pretende demostrar al mundo que las reformas democráticas son el camino correcto para las personas y las sociedades.

Así, se impulsa la firma de una declaración que demuestre el compromiso con el gobierno abierto al más alto nivel político.

La declaración propuesta contiene 21 principios (están en su original en inglés, de seguido una traducción y resumen libre de su estado actual, ya que están en construcción):

1.- Abriremos las compras públicas desde su inicio, conforme a los estándares de los datos abiertos, y en conjunto con las empresas y sociedad civil.

2.- Acabaremos con el abuso de las empresas sin beneficiario último identificado, para que esa información pueda ser usada efectivamente para detectar y sancionar la corrupción.

3.- Desarrollaremos enfoques desde la innovación y basados en datos para enfrentar la corrupción, compartiendo métodos y plataformas con la comunidad mundial.

4.- Estableceremos los marcos legales y las medidas de transparencia necesarias para regular el lobby, y asegurar más confianza en los procesos de toma de decisiones públicas.

5.- Nos comprometemos a asegurar la transparencia en el financiamiento a los partidos políticos. La recolección y publicación de la información será supervisada por un órgano independiente, todo en línea con estándares internacionales que incluyen la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción.

6.- Implementaremos leyes de Acceso a la Información con los más altos estándares, con capacitación a las personas funcionarias, divulgando su importancia a la sociedad, y con el apoyo de un sistema de archivo adecuado. Apoyaremos la creación de órganos garantes con suficientes recursos. También ampliaremos la publicación proactiva de información, en especial la requerida para la participación y la adecuada rendición de cuentas.

7.- Mejoraremos la participación ciudadana y la transparencia en las políticas fiscales y de presupuestos públicos.

8.- Publicaremos información contractual, legal y de impacto en el sector de los recursos naturales, a la vez que ampliaremos la participación y rendición de cuentas.

9.- Crearemos procesos más abiertos e inclusivos para la formación de las leyes, para fortalecer nuestras democracias con el uso de las tecnologías digitales y la creación de espacios de colaboración ciudadana en los Parlamentos y en los Ejecutivos.

10.- Crearemos procedimientos inclusivos, robustos y transparentes para promover la participación en el diseño de estrategias, planes y políticas con relación a la sostenibilidad del crecimiento y el cambio climático.Esto contribuirá a una implementación transparente, participativa y responsable del Acuerdo de País (2015) que es parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, así como de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

11.- Desarrollaremos de forma participativa mecanismos con hitos e indicadores para monitorear y hacer pública la implementación y los resultados de las políticas de desarrollo sostenible.

12.- Perseguiremos mayor transparencia en la información relacionada con el desarrollo sostenible y el cambio climático en los presupuestos públicos.

13.- Avanzaremos hacia la publicación obligatoria y en datos abiertos de la información relacionada con los riesgos en las inversiones relacionadas con el cambio climático y el uso de los recursos naturales, así como sus correspondientes medidas de mitigación.

14.- Los datos son críticos para que las sociedades y gobiernos abiertos alcancen el desarrollo sostenible, incluyendo la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y para poder construir resiliencia ante el impacto de los cambios en el clima.

15.- Aceleraremos la implementación del Objetivo 16 a través de compartir las mejores prácticas en recolección de datos y mediciones sobre el acceso a la justicia, de forma que pueda fortalecerse este sector y se coloquen las bases para una colaboración más amplia en el uso del gobierno abierto para apoyar el Estado de Derecho y el acceso a la justicia.

16.- Crearemos mecanismos de diálogo permanente con la sociedad civil que mejoren la transparencia en la implementación de los compromisos de los Planes de Acción  y se incremente la oportunidad para que la sociedad civil y ciudadanía en general puedan jugar un rol más fuerte en su supervisión y avance.

17.- Compartiremos y reutilizaremos programas y servicios en línea utilizados alrededor del mundo por gobiernos y sociedad civil, como portales de datos abiertos, plataformas de consultas públicas, herramientas para monitoreo y co-creación de leyes, foros de discusión, y plataformas en línea de seguimiento de la implementación de los Planes de Acción.

18.- Mejoraremos la salud, educación y calidad de vida de la ciudadanía por medio del incremento en la rendición de cuentas y la respuesta a las necesidades, de parte de los servicios públicos que reciben.

19.- Nos involucraremos en la creación de una infraestructura básica de datos y se la proporcionaremos a la ciudadanía para que pueda obtener su máximo beneficio a la vez que se protegen los derechos individuales con los más altos estándares.

20.- Adoptaremos e implementaremos de forma efectiva los principios de la carta de Datos Abiertos para apoyar al gobierno abierto en los Planes de Acción.

21.- Seremos más transparentes y rendiremos mejores cuentas sobre los códigos y razonamientos detrás de los algoritmos, y los usaremos, desarrollaremos, diseñaremos e implementaremos de formas no discriminatorias.

El original en construcción se encuentra en este enlace.

Se invita a hacer la incidencia necesaria para que los gobiernos adopten la máxima cantidad de principios. No tienen que adoptarlos todos, aunque se espera eso sí, el compromiso con uno a tres al menos. Estos principios no contradicen ni se superponen a los compromisos de los Planes de Acción, sino que servirán de inspiración para acciones colectivas o para la creación de futuros compromisos.

¿La ciudadanía tiene realmente acceso a la información pública?

Hoy 28 de setiembre, se celebra el Día Internacional del Derecho de Acceso Universal a la Información.

El objetivo de esta fecha es recordar que se trata de un derecho humano reconocido en instrumentos internacionales de amplia aceptación, y que juega un papel esencial como derecho integrador en una sociedad de la información.

Este es un derecho humano que no se cumple en Costa Rica cada vez que:

  • Las instituciones públicas niegan (de forma recurrente a veces) información pública
  • Se obliga a la ciudadanía a recurrir al Recurso de Amparo, previsto para enfrentar posibles violaciones de este derecho, como si fuera el medio normal de hacer peticiones de información
  • La información se entrega de forma incomprensible, o con barreras creadas para impedir analizarla y comprenderla
  • Las personas funcionarias condenadas por violar este derecho no reciben sanción disciplinaria alguna
  • No se hace ni una campaña de divulgación o educación a la población sobre este derecho humano
  • Se carece de un marco legal detallado y dependemos únicamente de resoluciones casuísticas y criterios modificables en cualquier momento de la Sala Constitucional
  • Se critican comentarios infundados contra las autoridades, pero no está disponible la información para hacer críticas informadas
  • Alguien desiste de pedir información porque no sabe que tiene derecho a ella
  • Alguien desiste de pedir información porque sabe que ni se la darán
  • Queda un correo electrónico enviado a una institución pública sin responder

 

En este día, queremos dejar planteadas algunas preguntas:

  • ¿Hay en nuestro ordenamiento jurídico garantías suficientes de un ejercicio efectivo de este derecho?
  • ¿Hay un marco legal claro para que las personas funcionarias sepan con seguridad cuál información deben publicar y cuál no?
  • ¿Las instituciones públicas están obligadas a crear procesos y mecanismos para permitir el ejercicio de este derecho?
  • ¿Hay forma de exigir un acompañamiento en las peticiones de información para quien lo requiera?
  • ¿Hay forma de saber cuántas solicitudes de información se hacen al año, y cuántas quedan sin responder?
  • ¿Hay forma de exigir que la información pública sea divulgada de forma comprensible para personas no especializadas?
  • ¿Hay forma de exigir que las instituciones publiquen información relevante, de forma periódica y aún sin ser solicitada?

 

Abogamos por la necesidad de una ley que proporcione el marco legal claro para obligar a quien genera o custodia información pública a garantizar el ejercicio efectivo de este derecho humano.

Más de 70 países caminan hoy hacia el gobierno abierto, y de ellos, en América, sólo Costa Rica no tiene un marco legal claro que garantice el ejercicio efectivo de este derecho que nos permita responder afirmativamente a todas las preguntas que dejamos planteadas.

Sin un efectivo acceso a la información pública no hay participación ciudadana informada, fiscalización ciudadana, ni gobierno abierto.

El acceso a la información pública es un derecho humano

El derecho de acceso a la información pública es un derecho humano básico en una democracia moderna. No se puede concebir una participación ciudadana informada, o una adecuada rendición de cuentas de la gestión pública, sin un acceso a la información pública.

Este derecho humano se deriva está garantizado en varios instrumentos internacionales, entre otros:

  • Artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos como derecho a la libertad de expresión que comprende la libertad de buscar, recibir y difundir información.
  • Artículo IV Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre al garantizar que cada persona tiene el derecho a la libertad de investigación, de opinión, y de expresión y difusión del pensamiento por cualquier medio.
  • Artículo 13 de la Convención Interamericana de Derechos Humanos que protege el derecho y la libertad de buscar, recibir, y difundir informaciones e ideas de toda índole.

La Organización de los Estados Americanos, de la que nuestra país es miembro, ha trabajado este tema y ha compilado una serie de recomendaciones sobre acceso a la información (AG/RES. 2288 (XXXVII-O/07): Puntos resolutivos 8 a. y 13 a.).

Para comprender el contenido del moderno derecho de acceso a la información se ha redactado por el Comité Jurídico de esa misma organización, una serie de Principios sobre el Derecho de Acceso a la Información (CJI/RES. 147 (LXXIII-O/08))

Como todo derecho humano, está en evolución y el contenido y la forma de garantizar el ejercicio efectivo de éste han variado.

Más que de un simple derecho a acceder a la información o a las dependencias públicas hoy se habla de un derecho a comprender la información pública, así como del deber de los Estados de promover este derecho, sin conformarse con una actitud pasiva de quien espera que le hagan peticiones de información, y de evitar interponer barreras para el análisis y comprensión de esa información.

Para promover internacionalmente este derecho humano, la UNESCO (siglas de su nombre en inglés: United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization) ha proclamado el 28 de setiembre como el Día Internacional del Derecho de Acceso Universal a la Información en la Trigésimo octava Conferencia General el 4 de noviembre de 2015.

Conocer el marco moderno del derecho de acceso a la información es una actividad necesaria en torno a esta fecha.

Acceso a la información pública, sin poder analizarla, no es acceso real

Ante un reciente fallo de la Sala Constitucional, que por unanimidad considera que impedir analizar directamente con herramientas digitales la información pública, no es violatorio del derecho de acceso a la información (ver publicación del Diario La Nación), ABRIENDO DATOS COSTA RICA manifiesta su profunda preocupación, por cuanto:

1.- Esta resolución es un claro retroceso para el ejercicio efectivo del derecho humano de acceso a la información pública, pues se conforma con el simple acceso o lectura, sin incluir la capacidad de análisis, comprensión o fiscalización por medio de herramientas digitales requeridas en una era en la que el volumen de información es prácticamente inmanejable por metodologías analógicas. Sea para uso de la ciudadanía, o hasta para la eficiencia de los procesos dentro de la misma Administración Pública, dirigir a la posibilidad, como lo indica el fallo, de imprimir la información y transcribirla es inaceptable en una sociedad moderna.

2.- Se orienta en el sentido exactamente contrario al que van los principios internacionales del acceso a la información pública que buscan impedir la creación de toda barrera innecesaria, y de conseguir su máxima publicidad y comprensión.

3.- Además, desconoce el compromiso que han asumido los cuatro Poderes de la República de avanzar hacia un Estado Abierto, en el que el acceso a la información pública y la adecuada rendición de cuentas, pasan por poder hacer uso ella a través de tecnologías digitales y en formatos abiertos que permitan la reutilización de los datos así abiertos.

4.- Manifiesta un grave desconocimiento de la forma en la que opera la información digital, pues se valida bloquear el análisis mediante herramientas informáticas de una copia de una base de datos para evitar poner en peligro la confiabilidad de la base de datos original que en ningún momento está siendo entregada a su solicitante.

5.- Crea una barrera al desarrollo de aplicaciones informáticas, una de las herramientas para crear el valor social y cívico, que promueven tanto el gobierno digital como el gobierno abierto, orientados a generar mayor eficiencia en el procesamiento de grandes cantidades de información pública, tanto desde la sociedad civil como desde la institucionalidad misma.

Hacemos un llamado al debate abierto sobre este derecho y recordamos desde nuestra organización la importancia de que la Asamblea Legislativa promulgue una adecuada y moderna Ley de Acceso a la Información Pública, que impida que por interpretaciones judiciales erradas o maliciosas, pueda limitarse este derecho en perjuicio de la ciudadanía, como ha sucedido en esta ocasión.

Puede descargar aquí la resolución completa.

Ignacio Alfaro Marín – Susana Soto González

Directores Sociedad Civil Abriendo Datos Costa Rica

Carta de Datos Abiertos

En 2009, en un evento TED ya legendario, Tim Berners-Lee logró hacer que la audiencia no solamente entendiera el poder de los datos relacionados, sino que pidiera a gritos con él: ¡queremos datos crudos ya!

Lugo de esa fecha los portales de datos empezaron a surgir. En 2009 el de Estados Unidos, inicialmente con 47 conjuntos de datos y hoy con casi 184,000 conjuntos de datos. En 2010 el del Reino Unido, hoy con 31,150 conjuntos de datos. En diciembre 2011 el portal europeo, hoy con 8,610 conjuntos de datos, etc. La oferta no cesa de crecer y hay sitios dedicados sólo a ubicar portales de datos y hoy es un movimiento con un potencial enorme para generar beneficios económicos y sociales.

En ese contexto, en Julio de 2013, los líderes del G8 suscribieron un documento que fijaba principios básicos de los datos abiertos. En 2015, estos principios fueron revisados, ampliados y precisados por un grupo amplio, de trabajo colaborativo entre funcionarios de gobierno y ciudadanía de la comunidad de gobierno y datos abiertos. El producto final es la Carta de los Datos Abiertos.

Principios de los datos abiertos.jpg

Tomado de: http://www.trcimplan.gob.mx/blog/mejores-sitios-web-para-gobiernos-abiertos.html

Los principios de los datos abiertos

Los seis principios básicos, que pueden verse en este texto en español (descargable sólo en inglés), son:

  1. Abiertos por Defecto:

Reconocen que el libre acceso a los datos gubernamentales y su posterior uso tienen un valor significativo para la sociedad y la economía, y que los datos gubernamentales deberán, por lo tanto, ser abiertos por defecto.

Es esencial, sin embargo, que se asegure la certeza de que esa apertura no comprometerá su derecho a la privacidad.

Si nace abierto es un ahorro de esfuerzos para toda la cadena de información

  1. Oportunos y Exhaustivos

Reconocen la importancia de consultar a los usuarios de los datos, incluyendo ciudadanos, otros gobiernos y organizaciones de la sociedad civil y del sector privado para identificar qué datos priorizar para su liberación y mejora…y que para que los datos sean valiosos para los gobiernos, ciudadanos, y organizaciones de la sociedad civil y del sector privado, estos deben ser exhaustivos, precisos y de alta calidad.

Debe haber procesos para la liberación continua de datos sin demora, preciso, desagregados y vinculados a las prioridades ciudadanas

  1. Accesibles y Utilizables

Reconocen que la apertura de los datos permite que los gobiernos, ciudadanos y organizaciones de la sociedad civil y del sector privado tomen decisiones mejor informadas.

Cuando los datos son liberados, deben ser fácilmente visibles y accesibles, poniéndose a disposición sin barreras burocráticas o administrativas que pueden disuadir a las personas de acceder a los datos.

Publicar en un portal centralizado, accesible y en formatos estandarizados, para distintos tipos de usuarios, gratuitos, respaldados por licencias de uso y sin registros obligatorios es el objetivo.

  1. Comparables e Interoperables

Reconocen que a fin de que los datos sean más eficaces y útiles, los datos deben ser fáciles de comparar dentro y entre sectores, a través de localizaciones geográficas y del tiempo. Igualmente… los datos deben ser presentados en formatos estructurados y estandarizados para apoyar la interoperabilidad, trazabilidad y reutilización efectiva.

Es esencial trabajar en la uniformidad de formatos, interoperabilidad, metadatos, estructura e identificadores comunes.

  1. Para mejorar la Gobernanza y la Participación Ciudadana

Reconocen que la liberación de datos abiertos fortalece la gobernanza y la confianza en nuestras las instituciones públicas, refuerza la obligación de los gobiernos de respetar el Estado de Derecho, y provee un fundamento transparente y de rendición de cuentas para mejorar la toma de decisiones e incrementar la prestación de servicios públicos.

Además, la colaboración y consulta con los ciudadanos y las organizaciones de la sociedad civil y del sector privado puede ayudar a los gobiernos a entender qué tipos de datos están en gran demanda, y, sucesivamente, pueden conducir a mejores prácticas de priorización de datos, publicación y normalización.

El acceso a la información pública como derecho integral se inserta en este punto: las leyes de acceso a la información y transparencia, la publicación proactiva, capacitación, herramientas y lineamientos, colaboración con comunidades de libertad de expresión y acceso a la información, y la promoción del uso de los datos abiertos para desarrollar políticas innovadoras son componentes usuales.

  1. Para el Desarrollo Incluyente y la Innovación

Reconocen la importancia de la apertura para estimular la creatividad y la innovación…para usos gubernamentales, comerciales y no comerciales…pueden ayudar a identificar desafíos sociales y económicos, así como a monitorear y llevar a cabo programas de desarrollo sostenible. Los datos abiertos también pueden ayudar a enfrentar retos globales como la pobreza, el hambre, el cambio climático y la desigualdad.

Sin olvidar la existencia de una brecha digital global en relación a las herramientas tecnológicas y conocimiento; esta brecha limita la capacidad de acceder y de utilizar los datos abiertos por parte de personas marginadas social y económicamente.

Fomentar la apertura de datos, apoyar iniciativas, involucrarse con el sector académico, crear capacidades, compartir técnicas y experiencia y empoderar a las futuras generaciones son algunos de los compromisos asumidos.


La Carta expresa el compromiso de los gobiernos que la adoptan para desarrollar o identificar planes de acción, mecanismos y políticas tendientes a apoyar la implementación de los principios de esta Carta. Se invita además a las organizaciones de sociedad civil a hacer público su apoyo.

Open Data charter logo

 

Cómo mejorar en el Índice de Datos Abiertos

Con 28 de 100 puntos posibles, en la posición 44, hay trabajo por hacer para mejorar nota y posición.

Los datos abiertos son mucho más que la versión digital del derecho ya conocido de acceso a la información. En su momento un pilar esencial del funcionamiento de las democracias fue la existencia del derecho de la ciudadanía de informarse sobre la gestión pública, actualmente en las sociedades basadas en la información, los datos abiertos proporcionan, además de ese conocimiento, la posibilidad de crear valor social cívico o económico.

El Banco Mundial ha concluido que la disponibilidad de datos abiertos en una cultura de apertura de la información proactiva, pueden acelerar el progreso de un país y hace que sea posible alcanzar las Metas de Desarrollo Sostenible.

Calificación de la disponibilidad para la apertura.jpg

Más de la mitad de los países evaluados actualmente tienen iniciativas de publicación de datos abiertos, aunque se enfrenta el peligro que plantean las aperturas falsas. La apertura de datos, a pesar de su importancia, es sólo uno de los componentes en un proceso que debe comprender además la promoción de una cultura de apertura en la que a la ciudadanía se le incita a hacer preguntas y a vincularse con la gestión pública, apoyado en un marco regulatorio adecuado.  Se registran retrocesos en indicadores sobre el acceso a la información, transparencia, rendición de cuentas, y privacidad.

A pesar de que los datos abiertos pueden reducir el gasto público, lograr que las autoridades dispongan los recursos y el personal necesarios para las iniciativas de publicación de datos abiertos suele ser una batalla difícil.

La brecha entre los países miembros de la OCDE y los que no lo son es importante. La mitad de los conjuntos de datos disponibles se encuentran en solamente diez países miembros de la organización. Naciones Unidas ha llamado la atención sobre esta nueva causa de desigualdad.

RECOMENDACIONES PARA MEJORAR EN EL ÍNDICE

  1. Llevar a 100 los primeros tres lugares es relativamente sencillo y nos ayudaría a mejorar la calificación.
  2. Cumplir el compromiso del segundo Plan de Acción de Gobierno Abierto y crear poner en ejecución una política de datos abiertos que además apoye y expanda las iniciativas existentes.
  3. Adoptar y apoyar la implementación de la Carta Internacional de Datos Abiertos como instrumento internacional de buenas prácticas en la materia.
  4. Expandir y profundizar la práctica de los datos abiertos: Una iniciativa de datos abiertos va mucho más allá de crear un portal de datos abiertos. Para poder recibir los beneficios debe haber un cambio en la gestión pública, apoyado por los recursos y personal necesario para estas iniciativas, con infraestructura y marcos regulatorios robustos. En especial se recomienda la capacitación en el tema en las instituciones que han salido con notas de cero (como el Ministerio de Obras Públicas y Transportes) o casi cero como el Registro Nacional y la Procuraduría General de la República.
  5. Avanzar hacia la creación de índices de impacto de los datos abiertos en la sociedad, eficiencia del gobierno y economía en general.

 

Los principios de la Carta de Datos Abiertos son un camino seguro para avanzar hacia la apertura de datos.

Principios de los datos abiertos

 

Costa Rica debe esforzarse más para destacar en datos abiertos

El Barómetro de Datos Abiertos, tercera edición, la ubica en el lugar 44 con 28 de 100 puntos totales, pero los retos son claros y en algunos casos sencillos.

La tercera edición del Barómetro de Datos Abiertos, reseñada brevemente en una nota pasada, fue realizada en 92 países, siguiendo una metodología publicada, con preguntas específicas y revisión de un equipo de pares una vez que los resultados son entregados por los evaluadores.

Posición 44
En esta edición, ocupamos el puesto 44, compartiendo nota con Perú, superando ligeramente a Ruanda y detrás de Kenia.

Muy lejos de la posición 16 que ocupa México y la 19 de Uruguay.

En cuanto a la nota registrada, en la primera edición de esta medición en 2013 obtuvimos una nota de 31.21 (sobre 100). En la segunda edición del 2014, obtuvimos una nota de 31.26. Este año 2015 evaluado, la nota fue de 28.52.

Globalmente las principales razones por las que nuestro país sale con una baja calificación son la ausencia de una estrategia y política de datos abiertos, de un proceso de publicación consistente y continua, así como ausencia total de mediciones sobre el impacto de los datos abiertos. En todos estos campos se obtuvo un cero como resultado de la evaluación. Únicamente en el uso por las empresas para crear nuevos negocios registra 2 puntos de 10 posibles.

La poca disponibilidad de un índice de servicios públicos disponibles en línea no llega ni al 1 de 10 puntos posibles.

En la sección de publicaciones de datos hay notas muy bajas, como en el caso de datos que existen pero no están disponibles para su descarga libre, lo que sucede con los registros de propietarios o de empresas, la legislación vigente o las estadísticas de delitos o ambientales.

Conjuntos de datos disponibles.jpg

En materia de licencias sólo un conjunto de datos está respaldado por licencias abiertas de uso. El resto bien están protegidos contra ciertos usos o, la mayoría, no proporciona un marco legal seguro de reutilización de los datos cuando se han podido descargar.

Los resultados electorales cumplen destacan en la lista, con una nota casi perfecta, por ausencia de licencia abierta de uso de los datos, lo cual fue solventado.

En el fondo de la lista se encuentran los horarios de transporte público que simplemente no existen disponibles en ningún formato en línea.

La información reportada se obtuvo de los sitios públicos oficiales y de entrevistas a actores clave del proceso como empresarios de portales de datos abiertos, autoridades públicas de gobierno digital, periodistas y organismos internacionales de cooperación en esta materia al mes de julio 2015.